NUTRE TÚ ESPIRITU

3 Tips para ser positiva y amable con tú cuerpo.

Hoy en día es muy fácil tener a nuestra disposición mucha información sobre el amor propio, aceptación y sobre como podemos encontrar una mejor versión de nosotros mismos. Sin embargo, cuando se trata de ser positivos, compasivos y amables con nosotros mismos sin importar las circunstancias puede resultar cuesta arriba.

Muchos de nosotros asociamos estas vertientes de nuestra autoestima con perfección. Y lo cierto es que para ser amable contigo mismo no necesitas tener un peso en especifico y mucho menos tienes que cambiar tu piel para ello. Al contrario el trabajo constante para una vida plena y más feliz parte del punto en como eres contigo mismo en los momentos más vulnerables, cometiste algun error o tuviste una mala experiencia.

Aquí te cuento 5 tips muy personales para aprender a ser positiva y amable con tú cuerpo:

  • No tienes que amar tu cuerpo: ¡SI! Parece ser que es casi una regla impuesta y SI porque SI tienes que sentir amor avasallante. Pero lo cierto es que si estas comenzando ese proceso de «amor propio» y emprendiendo el camino de conocerte es normal que no sentirás amor al primer instante. Opta por tener un sentimiento «neutro» respecto a tu cuerpo mientras aprendes a reconocer las cosas que le hace bien, sin ni siquiera considerar cómo te ves en primera instancia y aprender a respetarlo a medida que te vas transformando en una nueva renovada y positiva versión.
  • La aceptación de tú cuerpo no es sólo sobre ti: Ya es bastante difícil encontrar respeto por nuestros propios cuerpos. No obstante, para participar activamente en este movimiento de #bodypositive debes aceptar y honrar a todos los organismos. Esta no es una tarea fácil, y se supone que no es algo a lo que estamos entrenados últimamente e incluso llegamos a temer y omitir juicios de valor a otros cuerpos. Es importante entender que la responsabilidad de todos considerar y cuestionar las formas a las que hemos sido adoctrinados pero aun más importante es nuestra responsabilidad encontrar compasión y buscar la belleza en todos los cuerpos.
  • La aceptación del cuerpo es dinámica, no estática: Nuestros cuerpos están cambiando todo el tiempo y no sólo físicamente sino cambios a nivel celular, cada segundo de nuestro día. A medida que sanamos, nos recuperamos, crecemos, envejecemos y experimentamos todo lo que la vida tiene para ofrecer. Entender que nuestro cuerpo siempre va a cambiar y adaptarse continuamente a nuestras necesidades. La aceptación del cuerpo se vuelve más difícil cuando nos aferramos a la expectativa de que nuestros cuerpos permanezcan igual durante toda la vida. Es inevitable: va a cambiar. Esto es normal, natural y está bien… Nuestra perspectiva evoluciona a medida que lo vamos trabajando y más aun entendiendo.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *